Los secretos para vivir bien durante el embarazo

Restrictions alimentaires, prise de poids, sautes d'humeur, apparition de vergetures disgracieuses, etc., bien que la grossesse soit une véritable période de pur bonheur parce qu'on porte en soi la vie, elle est assez difficile à vivre pour la plupart mujeres. ¿Este también es tu caso? En esta guía, descubra algunos consejos para tener un embarazo exitoso, sin problemas.

No descuides el seguimiento médico del embarazo

Hasta el final de su embarazo, una futura madre debe realizar 7 visitas y 3 ecografías. Además, tan pronto como se confirme su embarazo, programe inmediatamente una cita con el ginecólogo para un primer examen prenatal. Además, es una precaución fundamental saber si estás o no teniendo un embarazo de riesgo.

En caso de problemas, se harán los arreglos necesarios lo antes posible. Si quieres confirmar la paternidad de tu bebé para poder vivir mejor con tu embarazo, es recomendable esperar hasta que nazca para reducir los costes. Mientras tanto, ya puedes consultar en Pro Paternity.

Come sano

Para optimizar tus posibilidades de tener un buen embarazo, es fundamental adoptar un estilo de vida saludable. La idea de que debes comer por dos cuando estás embarazada es totalmente errónea. Más bien, se trata de comer el doble de mejor. Durante tus comidas, favorece los nutrientes esenciales para el desarrollo del feto mediante el consumo de proteínas magras, carbohidratos, verduras y frutas frescas así como grasas buenas.

Es igualmente importante mantenerse hidratado para reducir el riesgo de contraer una infección del tracto urinario, pero también para combatir pequeñas dolencias del embarazo como náuseas y estreñimiento. Prefiera el agua pura y los jugos de frutas sin azúcar.

Ejercicio apto para el embarazo

Es recomendable practicar actividad física durante el embarazo, pero con la condición de que elija los ejercicios adecuados. La forma más fácil es caminar. También puede participar en algunas clases de yoga o realizar sesiones de aeróbic acuático prenatal. No olvide las clases de preparación para el parto con la partera en el segundo trimestre de su embarazo. Es importante dominar los ejercicios de respiración para facilitar el parto.

Prepárate bien para el parto

Además de los ejercicios de preparación física para el parto y las técnicas de relajación, elija con anticipación su método de parto. De esta manera, estará menos ansioso el día D y tolerará mejor el dolor. Primero, puede optar por dar a luz en un hospital de maternidad o en casa. Para el último caso, contará con la asistencia de un equipo de parteras liberales.

Hoy en día, también hay clínicas que ofrecen el parto en una tina de agua caliente que relaja los músculos durante las contracciones y la expulsión. También puedes planificar un parto ahora con o sin epidural, un analgésico que reduce el dolor, administrado mediante una inyección en la columna por un anestesista. Finalmente, siempre es una buena idea estar preparado para la posibilidad de un parto por cesárea en caso de que el bebé salga de nalgas o si las contracciones son demasiado lentas.