Mantenga a su perro sano: así es como

¿Adora a su pequeño amigo de cuatro patas y planea tenerlo con usted el mayor tiempo posible? Protéjalo de la ansiedad, la obesidad y otras enfermedades que puedan afectar su salud. Encuentra en este artículo algunas precauciones que debes tomar para asegurar una vida larga y placentera para tu perro.

Estimula al perro con ejercicios.

Para mantener saludable a su mascota, es importante darle algo de ejercicio. Por ejemplo, puede sacarlo a caminar afuera y correrlo, jugar, etc., de una a dos horas al día. Estas salidas le permitirán dejar de estar estresado por lo que estará haciendo y socializando. Si tienes un jardín, no lo confines dentro de la casa, déjalo salir como le plazca. Para evitar que salga de su propiedad, instalar una valla anti-escape.

Asegurar una dieta equilibrada y saludable

Tenga en cuenta que las croquetas que está acostumbrado a comprar en la tienda de mascotas tienen un alto contenido de gluten. Además, es aconsejable dosificar adecuadamente la ración del tazón de su perro para que no se vuelva obeso. Tenga cuidado de respetar las proporciones mencionadas en el embalaje de acuerdo con la edad y la cuota de actividad de su perro. No dude en pedir consejo a su veterinario si no está seguro.

Para recompensarlo durante el entrenamiento, evite reemplazar las golosinas especiales para perros con alimentos para humanos como galletas, papas fritas, chocolate, etc. Estos pueden ser tóxicos para las mascotas debido a su composición excesivamente rica.

Vacunas y tratamientos antiparasitarios para protegerlo

Muchas enfermedades como piroplasmosis, rabia, etc. se puede prevenir con la vacunación. Si tienes un cachorro, las primeras vacunas deben realizarse lo antes posible: entre las 8 y las 10 semanas de edad. Considere también tratamientos antiparasitarios para evitar enfermedades graves que pueden ser transmitidas por garrapatas, así como lesiones desagradables en la piel. Por último, no olvides darle desparasitantes regulares para evitar problemas digestivos que puedan ser perjudiciales para su salud a largo plazo.

Haz una visita periódica al veterinario

No espere hasta que su bola de pelo se enferme antes de llevarla a una clínica veterinaria. Lo ideal es acudir al veterinario cada seis meses, por ejemplo, para detectar una posible anomalía que pueda afectar su salud. Más vale prevenir que lamentar.

Toma las precauciones adecuadas según las estaciones.

Durante el verano, es importante darle de beber a tu acompañante con regularidad. Asimismo, evita llevarlo a pasear o hacer ejercicio durante las horas más calurosas del día. En invierno, adquiera el hábito de limpiar sus toallas higiénicas después de caminar. De hecho, el gel puede dejar lesiones y congelación. Si tienes un perro de pelo corto o un perro mayor, cúbrelo con un abrigo durante las salidas.