Astresis esofágica: ¿qué es exactamente?

La atresia esofágica es un defecto congénito en el que parte del esófago del bebé (el tubo que conecta la boca con el estómago) no se desarrolla adecuadamente.
La atresia esofágica es un defecto congénito del tubo de deglución (esófago) que conecta la boca con el estómago. En un bebé con atresia esofágica, el esófago tiene dos secciones separadas, la parte superior y la parte inferior del esófago, que no están conectadas. Un bebé con este defecto de nacimiento no puede pasar la comida de la boca al estómago y, a veces, tiene dificultad para respirar.
La atresia esofágica a menudo ocurre con una fístula traqueoesofágica, un defecto congénito en el que parte del esófago está conectado a la tráquea.

Los diferentes tipos de atresia esofágica

Hay cuatro tipos de atresia esofágica: tipo A, tipo B, tipo C y tipo D.
- El tipo A es cuando las partes superior e inferior del esófago no están conectadas y tienen extremos cerrados. En este tipo, ninguna parte del esófago se adhiere a la tráquea.
- El tipo B es muy raro. En este tipo, la parte superior del esófago está unida a la tráquea, pero la parte inferior del esófago tiene un extremo cerrado.
- El tipo C es el tipo más común. En este tipo, la parte superior del esófago tiene un extremo cerrado y la parte inferior del esófago está unida a la tráquea, como se muestra en el dibujo.
- El tipo D es el más raro y el más grave. En este tipo, las partes superior e inferior del esófago no están conectadas entre sí, pero cada una está conectada por separado a la tráquea.

Causas de la atresia esofágica

Se desconocen las causas de la atresia esofágica en la mayoría de los bebés. Los investigadores creen que algunos casos de atresia esofágica pueden deberse a anomalías en los genes del bebé. Casi la mitad de todos los bebés que nacen con atresia esofágica tienen uno o más defectos de nacimiento adicionales, como otros problemas con el sistema digestivo (intestinos y ano), corazón, riñones, costillas o columna.
Ciertos factores como la edad avanzada de la madre o el padre pueden incrementar el riesgo de tener un bebé con atresia esofágica. Las mujeres que han usado APT para quedar embarazadas tienen un mayor riesgo de tener un bebé con atresia esofágica.
Si está embarazada o está pensando en quedar embarazada, hable con su médico sobre las formas de aumentar sus posibilidades de tener un bebé sano.

¿Cómo diagnosticar esta anomalía?

La atresia esofágica rara vez se diagnostica durante el embarazo. La atresia esofágica se detecta con mayor frecuencia después del nacimiento, cuando el bebé primero intenta alimentarse y se atraganta o vomita, o cuando un tubo insertado en la nariz o la boca del bebé no pasar a su estómago. Una radiografía puede confirmar que el tubo se detiene en la parte superior del esófago.

¿Existe algún tratamiento?

Una vez diagnosticado, se necesita cirugía para volver a conectar ambos extremos del esófago para que el bebé pueda respirar y succionar correctamente. Es posible que se necesiten múltiples cirugías y otros procedimientos o medicamentos, especialmente si el esófago reparado del bebé se vuelve demasiado estrecho para que pasen los alimentos si los músculos del esófago no funcionan lo suficientemente bien como para mover los alimentos a través del esófago. estómago o si la comida digerida regresa sistemáticamente al esófago El consejo de hoy: busque en este archivo cocina de inducción antes de adquirirlo!